Silla contemporánea TOUT BOIS
de roblede madera macizade contrachapado

silla contemporánea
silla contemporánea
silla contemporánea
silla contemporánea
silla contemporánea
silla contemporánea
silla contemporánea
silla contemporánea
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador

Características

Estilo
contemporánea
Material
de roble, de madera maciza, de contrachapado
Diseñador
de Jean Prouvé

Descripción

Chaise Tout Bois es la única silla del "constructor" y diseñador francés Jean Prouvé realizada íntegramente en madera. El diseño es muy similar al de la famosa silla Standard de Prouvé, pero la base metálica se sustituyó por madera debido a la escasez de metal durante la Segunda Guerra Mundial. La forma de la Chaise Tout Bois expresa la intención de Prouvé de proporcionar una mayor resistencia al punto de transición entre el asiento y el respaldo, donde el peso de la carga de la anatomía humana es mayor. El perfil de la sección del bastidor trasero –patas traseras y soporte del respaldo– hace referencia a esta transferencia de carga y es una característica típica de los diseños de Prouvé, tanto en sus muebles como en el campo de la arquitectura. Prouvé creó varios prototipos de esta silla durante la guerra con el fin de probar su resistencia estructural así como las uniones, la posición de las patas y la conexión entre el asiento y el respaldo. El tipo de madera elegido dependía de lo que tuviera disponible en ese momento. Después de la guerra, volvió a haber suficiente suministro de madera de roble que, debido a su dureza y resistencia, se utilizaba normalmente en Francia para construir barcos y tejados de catedrales. Como estas propiedades también son ideales para una silla de madera, la Chaise Tout Bois se fabricó finalmente con madera de roble y contrachapado (también se hacían versiones teñidas de oscuro cuando lo solicitaban los clientes de Jean Prouvé). En 1947, Prouvé ganó un premio por la Chaise Tout Bois en el concurso "Meubles de France".

Catálogos

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.