video corpo

Deshumidificador móvil DH 25 S
industrial

deshumidificador móvil
deshumidificador móvil
deshumidificador móvil
deshumidificador móvil
deshumidificador móvil
deshumidificador móvil
deshumidificador móvil
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo de instalación
móvil
Sector
industrial

Descripción

El DH 25 S tiene una capacidad de deshumidificación de 40 L/24 h y es una solución económica para garantizar un aire ambiente seco en bodegas con productos almacenados y evitar problemas relacionados con la humedad de productos o equipos en procesos industriales. Gracias a su construcción compacta y ruedas estables con frenos, éste poderoso y flexible deshumidificador industrial puede ser utilizado para mantener secos diversos ambientes como almacenes o ambientes de producción. El deshumidificador serie DH-S es una síntesis exitosa de la gestión global de compras y el acabado de la producción local de producción en Alemania. Por lo tanto, se combinan dos ventajas clave en un solo dispositivo: La atractiva relación precio-rendimiento de una solución estándar internacional para muchas funciones tradicionales de secado y refinamiento modular de eléctricas y de agua que lleva componentes europeos estándar. Hecho copletamente por los trabajadores de Trotec y calidad alemana. Los deshumidificadores industriales de Trotec, la serie DH-S para la deshumidificación en lugares comunes para la protección contra la corrosión y condensación debe realizarse en entornos de producción o almacenamiento de industriales, logística o proveedores a soluciones estándar fiables para la deshumidificación rentable. El tubo vaporizador de aluminio garantiza una deshumidificación eficaz incluso en ambientes con baja humedad. Detalles técnicos: Capacidad de deshumidificación máx: 40L/ 24 h (a 30 °C / 80% humedad relativa) Adecuado para espacios de hasta: 600 m³ Flujo de aire máx.: 450 m³/h Temperatura de funcionamiento: 1 °C hasta 38 °C Fuente de alimentación: 230 V / 50 Hz

Catálogos

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.