Luminaria suspendida LA COLILLA
fluorescentelinealIP20

luminaria suspendida
luminaria suspendida
luminaria suspendida
luminaria suspendida
luminaria suspendida
luminaria suspendida
luminaria suspendida
luminaria suspendida
luminaria suspendida
luminaria suspendida
luminaria suspendida
luminaria suspendida
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo
suspendida
Tipo de iluminación
fluorescente
Forma
lineal
Tipo de protección
IP20
Aplicaciones
profesional, para uso residencial
Material
de metacrilato

Descripción

Hay presencias que se afirman con la llegada de la noche: las estrellas del cielo, las luciérnagas del campo o las brasas del hogar se manifiestan cuando el sol declina. Así es esta lámpara pensada como luz de compañía, propia para la música, la conversación o el amor. Allí donde anochece cabe La Colilla. Diseñada por Carles Riart en 1976, siendo azarosa­mente producida y distribuida por Gabriel Ordeig Cole, desde Comercial Estelar, su empresa antes de fundar Santa & Cole, La Colilla fue el primer producto editado por Santa & Cole en 1985. Constituida por un tubo traslúcido de dos metros, suavemente matizado, que apantalla una serie de bombillitas de neón en su interior, tiene un con­sumo total irrelevante, de menos de 1 watt, y una larguísima vida útil, al punto que se entrega sin interruptor para que se deje siempre encendida. Con opción de suspenderla por un hilo fino y resistente, produce la ilusión de estar flotando en el espacio. Y múltiples son sus usos en dormitorios o salones, como piloto permanente en pasillos, escaleras o porches, e incluso como amable custodia de los sueños infantiles. Descripción general IP 20 Tubo difusor de metacrilato. Clavija sin interruptor. Longitud cable eléctrico: 3 m / 118.1" Peso : 1 kg / 2.2 lb Fuentes de luz Incluye fuente de luz: Tira de bombillas de Neón 6W. Tensión de entrada: 100, 120, 230 Vac. (50 Hz / 60 Hz). Según destino.

Catálogos

SANTA & COLE
SANTA & COLE
392 Páginas

Otros productos de Santa & Cole

Lámparas de suspensión

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.