Placa sin cámara 2N® ANALOG FORCE
de metalnegrapara control de acceso

placa sin cámara
placa sin cámara
placa sin cámara
placa sin cámara
placa sin cámara
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador

Características

Opciones
sin cámara
Acabado
de metal, negra
Aplicaciones
para control de acceso

Descripción

El intercomunicador de seguridad compacto 2N® Analog Force le proporcionará una comunicación sin problemas incluso en las condiciones complicadas. Con él ganará el control sobre la entrada al edificio o al recinto. No solo es idóneo para los lugares donde no existe una infraestructura IP, sino también para los clientes que no quieren invertir en una solución IP más avanzada. Propiedades IDÓNEO PARA LAS CONDICIONES COMPLICADAS Utilice el intercomunicador sobre todo en aquellos lugares que requieren una alta resistencia y seguridad de la puerta de entrada. ADMINISTRACIÓN REMOTA Configure todas las funciones necesarias de 2N® Analog Force a distancia desde su teléfono móvil mediante el menú de voz de fácil orientación. FÁCIL INTEGRACIÓN A LA CENTRALITA DE SUCURSALES Gracias a la instalación „plug & play“ conectará fácilmente el intercomunicador a la centralita de sucursales y podrá utilizarlo inmediatamente. ALTAMENTE RESISTENTE AL DETERIORO Apreciará la alta resistencia al polvo, agua y vandalismo la cual está declarada por el alto nivel de cobertura IP65 y IK10. AMPLIFICADOR INTEGRADO Consiga una excelente y confiable comunicación incluso en los lugares más ruidosos gracias al amplificador. ALIMENTACIÓN DESDE LA LINEA DE TELÉFONO En el modo de trabajo cotidiano le proporcionará la conexión solo la linea de teléfono. RELÉ DE CONMUTACIÓN INTEGRADO 2N® Analog Force dispone de un relé integrado que le permite controlar por ej. la cerradura de la puerta mediante el código numérico o a distancia mediante la elección DTMF. ELEMENTOS PARA MAYOR SEGURIDAD Utilice por ej. relé adicional con función de botón de salida para una mayor seguridad de la puerta de entrada.

Catálogos

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.