Placa sin cámara 2N® IP UNI
IPde acero inoxidablepara control de acceso

placa sin cámara
placa sin cámara
placa sin cámara
placa sin cámara
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador

Características

Opciones
sin cámara, IP
Acabado
de acero inoxidable
Aplicaciones
para control de acceso

Descripción

El intercomunicador 2N® IP Uni es una solución ideal de la comunicación de puerta en los espacios comunes exteriores y también en el interior. Su control sencillo y la conexión con el mundo IP garantizará nadie se perderá nadie. En cuestión de segundos se pondrá en contacto por ejemplo la persona en la recepción o con el personal de seguridad y le asegurará ayuda profesional. Propiedades INSTALACIÓN SENCILLA Valore la instalación máximamente sencilla del intercomunicador 2N® IP Uni. No solo ahorrará el tiempo, sino también costes relacionados. SEÑALIZACIÓN VISUAL DEL ESTADO Confíe en tres pictogramas que informan sobre el estado del intercomunicador de puerta (sonido del timbre, conversación en curso, apertura de la puerta). SUSTITUCIÓN DEL INTERCOMUNICADOR ANALÓGICO Pase desde el sistema analógico de teléfono al VoIP. Gracias al 2N® IP Uni sustituirá fácilmente el intercomunicador analógico actual. 2N® REMOTE CONFIGURATION Ahorre tiempo y dinero con asistencia en el sitio gratuita. Acceda de manera remota a todos sus dispositivos a través de una conexión segura en la nube. Obtenga una respuesta más rápida a las solicitudes de sus clientes. RELÉ DE SEGURIDAD Este dispositivo sencillo adicional impedirá la manipulación con la cerradura con lo cual evitará la irrupción no autorizada. CONMUTADOR DE SEGURIDAD En el 2N® IP Uni está montado un conmutador de seguridad que detecta la irrupción no autorizada en el dispositivo. IDÓNEO PARA LOS DISCAPACITADOS El dispositivo puede estar provisto del bucle de inducción y pictogramas, así que es idóneo también para la comunicación con las personas con discapacidad auditiva.

Catálogos

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.