cad

Smeg

Quiénes somos

Smeg es una empresa italiana fabricante  de electrodomésticos con sede en Guastalla, provincia de Reggio Emilia. 

Desde hace ya unos 60 años, los electrodomésticos Smeg interpretan las exigencias del vivir contemporáneo con un estilo sobrio y elegante, resultado de la  colaboración con arquitectos de fama mundial.

La empresa se ha afirmado con un perfil único en el panorama de los productores de aparatos domésticos pero también en el sector profesional con las divisiones  Foodservice e Instruments dedicadas respectivamente a la gran restauración y al área electro-medicinal.

El Grupo Smeg, gracias a una cultura de empresa que atribuye una atención extrema a la calidad, al contenido tecnológico y al diseño de los propios productos, está reconocido a nivel internacional como un  puntal de excelencia del Made in Italy.

Para  Smeg el estilo es en primer lugar una noción distintiva, una actitud comunicativa del producto a través del cual se vive un electrodoméstico.

Detalles y soluciones de proyecto dejan intuir la búsqueda de un estilo de vida en la que la casa devuelve a la imagen de quien la habita. A través de, los productos se convierten en protagonistas del centro vital y de convivencia de la casa. La cocina integra  su función y se transforma en un escenario perfectamente decorado para revalorizar el ambiente.

Por esto, el trabajo de búsqueda estética del avanzado centro interno de proyectos Smeg se avala de la colaboración con arquitectos de fama mundial como Guido Canali, Mario Bellini, el estudio Piano Design, Marc Newson, Giancarlo Candeago. Saber unir tecnología y estilo ha permitido a la empresa de Guastalla  crear productos convertidos, con el tiempo, en verdaderos y propios iconos.

Nuestros valores

Saber hacer, creatividad y distinción como  señal distintiva del estilo italiano Smeg y  su constante compromiso por transmitir un alma a los objetos cotidianos.

Esta identidad tan particular no reside solo en una cuestión estética si no que es la expresión del origen de la Empresa misma y de su  pasión. 

Se trata, de hecho, de una precisa tensión dedicada a cualificar los caracteres del diseño italiano como la elegancia inventiva, la originalidad y la calidad de los productos.

Fotografías fieles del País del Estilo, los electrodomésticos Smeg, como el frigorífico años 50 o las cocinas enteramente en acero, se convierten en objetos capaces de influenciar la evolución del gusto y de crear relaciones que van más allá de las necesidades prácticas. Es con este preciso espíritu que nacen las colaboraciones con los grandes diseñadores y arquitectos y, al mismo tiempo, se consolidan proyectos de desarrollo interno capaces de interpretar gustos y tendencias.