Arper

Quiénes somos

Arper es una empresa italiana, que crea sillas, mesas y complementos de decoración para la colectividad, el trabajo y el hogar.

Arper fue creada en 1989, como la evolución de la actividad artesana del curtido del cuero a la que se dedicó la familia Feltrin en los ochenta. La empresa fue fundada por el padre Luigi (actualmente, Presidente Honorifico) junto a sus hijos Mauro y Claudio (el último, actual Presidente y Consejero Delegado), y destacó en todo momento por su marcado enfoque hacia la innovación - de producto y de proceso - y hacia la internacionalización.

A finales de la década de los noventa, Arper abandonó la producción de sillas de cuero destinadas al sector residencial para pasarse al contract. Empezó a hacerse un hueco como una empresa B2B, con un diseño orientado a la estética pero sin exasperaciones tecnológicas.

Inició su colaboración con diseñadores internacionales, lo cual ha comportado la definición de una identidad Arper: que se nutre de sugerencias procedentes de todo el mundo para luego reelaborarlas en una síntesis original. La colaboración con el estudio Lievore Altherr Molina (estudio Lievore Altherr desde abril de 2016) fue fundamental y sirvió de pilar, para dar origen a una afortunada serie de long seller: partiendo de la colección de asientos Catifa (ahora presentada en seis versiones distintas; de la colección Catifa, desde 2001, se han vendido más de dos millones de unidades) para llegar hasta el asiento operativo Kinesit (2014). La unicidad de Kinesit reside en el hecho de haber introducido el color en un mundo tradicionalmente monocromático, como lo es el de las sillas de oficina, y en enfocar la innovación en términos radicalmente nuevos, ocultando la tecnología en lugar de exhibirla. Y así, son fruto de la colaboración con el estudio Lievore Altherr Molina los sofás Loop; los asientos Saya, Colina, Duna 02; las mesas Meety, Yop, Wim y los paneles Parentesit. Otros productos Arper llevan las firmas de: Jean-Marie Massaud (el sofá Steeve, lanzado en el Salón del Mueble en 2015, y la butaca de dirección y lounge Aston); James Irvine (el asiento Juno); Simon Pengelly (la mesa Nuur, ganadora del Compasso d’Oro en 2011); Antti Kotilainen (la colección Aava); el estudio Metrica (la mesa Cross); e Ichiro Iwasaki (los asientos Pix).

Actualmente, Arper apuesta principalmente por el sector contract (el 80% de su facturación) abarcando distintos empleos y segmentos de mercado. El ADN de la marca, que define el diseño como un método de acción y comunicación, se expresa prestando una atención especial al color, a la flexibilidad de los sistemas y al constante diálogo entre forma y función.

Nuestros valores

La empresa está creciendo, con políticas de organización – impulsadas por una estructura directiva profesional – siempre en nombre de la transparencia y del mantenimiento de una identidad definida y coherente de marca: de 67 millones de euros facturados en 2015 se pasó a 72 en 2016.

El fuerte empuje hacia la internacionalización, una característica de la empresa desde sus orígenes, ha comportado una expansión del volumen de negocios hacia los Estados Unidos y Oriente Medio y Extremo Oriente. En la actualidad, el extranjero representa el 92% en la facturación total (aproximadamente el 70% para Europa).

Arper está presente en 90 países a través de una red ramificada de distribuidores y agentes. Los objetivos a medio-largo plazo son potenciar una relación más directa con los colaboradores desde un punto de vista global y personalizado del servicio, y desarrollar una estrategia de expansión, que valorice el marco local.

Los empleados de Arper son 250 en total, repartidos entre la sede central (en Monastier di Treviso), empresas asociadas, filiales y salones de exposición en Italia y en el extranjero. Los salones de exposición son 11, ubicados en las principales capitales del mundo. Cuatro de éstos son sedes de las empresas asociadas del Grupo: Nueva York (Arper Usa), Dubái (Arper Middle East), Londres (Arper Uk) y Tokio (Arper Japan). El salón de exposición de Estocolmo es sede de la filial Arper Sweden. Milán, Colonia, Ámsterdam, Oslo y Chicago son espacios de exposición, embajadores de la marca y lugares de encuentro y confrontación con las comunidades locales de diseñadores. A estas ciudades se suma el salón de exposición en la sede central de Treviso. Los meeting hub de Mónaco y Beerneem (sede de la filial Arper Belgium) y la filial comercial de Singapur completan el cuadro.