Membrana de drenaje no tejida DRENTEX IMPACT GARDEN 500
de poliestirenode polipropilenopara drenaje horizontal

membrana de drenaje no tejida
membrana de drenaje no tejida
membrana de drenaje no tejida
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo
no tejida
Material
de poliestireno, de polipropileno
Función
para drenaje horizontal, para drenaje vertical, de protección, para filtración
Aplicaciones
para paredes, para tejado vegetal

Descripción

DRENTEX IMPACT GARDEN 500 es una capa drenante compuesta de una estructura tridimensional de poliestireno perforado con dos geotextiles de polipropileno incorporados, colocados en ambas de sus caras especialmente diseñado para las cubiertas ajardinadas y con gran capacidad drenante. Altura aproximada 27,5 mm. Ventajas • Las membranas DRENTEX IMPACT GARDEN 500 compuesta por una estructura tridimensional (en forma de nódulos) de poliestireno garantizan una constante y gran capacidad de drenaje a lo largo del tiempo, por su altísima resistencia a la compresión y su casi nula deformación. • Su gran estabilidad ofrece protección a la impermeabilización. • El no-tejido de propileno actúa como filtro del agua, para impedir que la tierra acabe taponando el drenaje, mientras que los nódulos de poliestireno conducen y evacuan el agua. El sistema completo funciona como drenaje del agua, y protección de la impermeabilización del muro, la cimentación, etc. • La presión de la tierra no rebaja el volumen de drenaje, ya que cada nódulo está unido directamente a la estructura del geotextil. • Es un drenaje estable y fiable, imputrescible y resistente a las raíces y hongos. • Láminas de fácil aplicación, • Láminas de elevada adaptabilidad a soportes, permitiendo un corte fácil con cuchilla. • Los solapes se realizan fácilmente • Fácil de transportar e instalar, sin mano de obra ni equipo especializado

Catálogos

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.