Revestimiento de fachada en láminas PITERAK® SLIM
de arcillacon relieveaspecto baldosa

revestimiento de fachada en láminas
revestimiento de fachada en láminas
revestimiento de fachada en láminas
revestimiento de fachada en láminas
revestimiento de fachada en láminas
revestimiento de fachada en láminas
revestimiento de fachada en láminas
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Formato
en láminas
Material
de arcilla
Acabado
con relieve
Aspecto
aspecto baldosa, aspecto terracota
Características técnicas
a prueba de choques
Colores
gris, marrón, beis, blanco, rojo
Otras características
vertical

Descripción

Piterak® Slim es un sistema de revestimiento de terracota de gran tamaño con juntas horizontales superpuestas. Se instala con clips fijados a los perfiles verticales. Utilizado con el sistema V-Clip® de LABEL Fachada, está homologado para su instalación vertical. Piterak® Slim es resistente, clasificado Q4 por su resistencia a los impactos, y puede ser utilizado a nivel del suelo incluso en espacios públicos. VENTAJAS Muchas posibilidades de personalización Elección de la instalación: horizontal, vertical Instalación sencilla y rápida mediante clips Alto rendimiento al impacto: para instalación a nivel del suelo INSTALACIÓN Sistema de revestimiento con sistema de clip para fijación en perfiles horizontales GUÍA DE INSTALACIÓN El proceso de revestimiento a base de productos de barro cocido de doble pared con solape horizontal, sujetados mediante clips especiales, a una estructura vertical de acero fijada a la estructura principal, con aislamiento colocado detrás de la estructura. Los perfiles de la estructura vertical se extienden a lo largo de las juntas verticales y protegen el aislamiento y la pared de soporte, y actúan como guía para la evacuación del agua. Piterak Slim puede ser instalado en waw horizontal o vertical gracias al sistema V-clip.

---

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de TERREAL COUVERTURE
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.