Videoportero táctil
con pantalla a colorKNXnegro

videoportero táctil
videoportero táctil
videoportero táctil
videoportero táctil
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador

Características

Opciones
táctil, con pantalla a color, KNX
Acabado
negro

Descripción

La unión hace la fuerza: La comunicación de puerta con la automatización del edificio es una combinación lógica. Y más cuando ambos sistemas sólo necesitan un panel de mando. Todo ello gracias a la cooperación con Jung: el panel de vídeo Access de Siedle opera el servidor KNX-Visu de Jung. De este modo, dispone de acceso a todas las funciones de KNX. La conexión está disponible desde este momento. Es preciso disponer del sistema Siedle Access y la versión del servidor 3.1.0. Comunicación de puerta y KNX en un equipo El Smart Home es un asunto complejo. Por este motivo, la interfaz para el usuario debe cumplir especialmente un requisito: el manejo tiene que ser tan fácil como sea posible, para lo que hay que comenzar con la cantidad de equipos en casa. La fórmula es bien sencilla: cuanto menos, mejor. Ahora todo esto es posible gracias a la cooperación de Siedle con Jung, el experto en conmutadores y automatización. Todas las funciones, desde la comunicación de puerta hasta el control del edificio con KNX, precisan solo un equipo: el panel de vídeo Access. Al mismo tiempo, el panel de vídeo destaca por ser un equipo de superficie compacto y optimizado para la comunicación que ofrece una acústica óptima y teclas mecánicas por lo que, en muchos casos, representa una alternativa al panel de automatización clásico. Integración sencilla, manejo intuitivo La activación de las funciones KNX es tremendamente sencilla: en cuanto el administrador activa la automatización del edificio, aparece de manera automática un nuevo icono en la interfaz del usuario del panel de vídeo.

Catálogos

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.