Perfil de ventana de castaño KKK
de roblede irokode pino

perfil de ventana de castaño
perfil de ventana de castaño
perfil de ventana de castaño
perfil de ventana de castaño
perfil de ventana de castaño
perfil de ventana de castaño
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador

Características

Material
de castaño, de roble, de iroko, de pino, de abeto
Características técnicas
de corte térmico, acústico, reciclable

Descripción

Formados por dos o más láminas de madera maciza encoladas entre sí, según la norma europea UNE-204; láminas con uniones finger (perfil C2). Secciones estándar: (ancho x grueso) 72x63; 86x63; 95x63; 120x63; 86x72; 95x72; 120x72; 72x100; 72x120 (otras consultar). Maderas disponibles: Castaño, roble, haya, iroko, sapelli y pino (otras consultar). Como principales aplicaciones podemos destacar: fabricación de ventanas, pasamanos, carpintería general. Los perfiles laminados SIEROLAM: constituyen un excelente material para el trabajo industrial y artesano. Estos perfiles son estables, resistentes y muy fáciles de trabajar, limitando al mínimo el desperdicio sin renunciar a la belleza y elegancia propia de la madera. ALGUNAS VENTAJAS DEL PERFIL LAMINADO: 1. Estabilidad dimensional: La estructura en láminas encoladas compensa las tensiones de la madera, garantizando así su estabilidad. 2. Uso inmediato: El material se sirve cepillado a medida, pudiendo ser usado directamente en máquina. 3. Sin desperdicios: Los pedidos son prácticamente a medida en dimensiones y cantidad, minimizando los desperdicios, a la vez que se reduce el inmovilizado financiero y los riesgos de deterioro. 4. Optimo acabado: Al ser un producto perfectamente seco y sin defectos, el perfil laminado permite garantizar una excepcional calidad en el producto acabado. 5. Simplifica el cálculo de presupuestos: Cantidad, coste del material y tiempo necesario. Calcular los costes de producción se simplifica notablemente con este producto. Además sabrá con exactitud cuanto le costará el material necesario.

Catálogos

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.