Viga prefabricada GLULAM
de píceade irokode castaño

viga prefabricada
viga prefabricada
viga prefabricada
viga prefabricada
viga prefabricada
viga prefabricada
viga prefabricada
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Especificaciones
prefabricada
Material
de pícea, de iroko, de castaño
Sección transversal
rectangular, en I
Aplicaciones
de carpintería, para techo
Distancia entre apoyos

13.500 mm (531 in)

Anchura

Máx.: 220 mm (9 in)

Mín.: 70 mm (3 in)

Altura

Máx.: 400 mm (16 in)

Mín.: 120 mm (5 in)

Descripción

DISPONIBLES EN CASTAÑO, IROKO Y ABETO La madera laminada es el material de construcción que mejor se adapta a los requisitos de carga, estabilidad formal y estética. Las vigas tienen un contenido de humedad máximo del 12%, de manera que no sufren contracciones, movimientos ni grietas. Tienen una mayor resistencia y rigidez que las vigas macizas de la misma especie, lo que permite crear grandes luces sin apoyos usando al mismo tiempo elementos constructivos más delgados. Los principales usos son la construcción de viviendas, rehabilitación, construcción industrial y comercial, y por supuesto en edificios representativos. La solidez y el rendimiento superior de la madera laminada se combinan con la estética única de esencias nobles como el castaño o el iroko. Conseguimos transformar un elemento funcional puro en un elemento de decoración en sí mismo. Tipo de madera: Castaño (Castanea sativa Mill.) Tipo de adhesivo de acuerdo a la EN301: Tipo 1 Emisión formaldehido: E1 Reacción al fuego: Ds2-d0 Durabilidad frente a ataques biológicos: 2 Clase de servicio: 1 y 2 Resistencia a la flexión: 30 N/mm2 Resistencia a la tracción: 20 N/mm2 Resistencia a la compresión: 45 N/mm2 Resistencia al cortante: 5 N/mm2 Módulo de elasticidad: 13.000 N/mm2 Módulo de elasticidad en cortante por deslizamiento: 810 N/mm2 Módulo de elasticidad en cortante por rodadura: 65 N/mm2 Densidad: 540 kg/m3

Catálogos

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.