Desagüe de ducha de acero inoxidable SANIFLOOR

desagüe de ducha de acero inoxidable
desagüe de ducha de acero inoxidable
desagüe de ducha de acero inoxidable
desagüe de ducha de acero inoxidable
desagüe de ducha de acero inoxidable
desagüe de ducha de acero inoxidable
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Material
de acero inoxidable

Descripción

SANIFLOOR es la única bomba del mercado que permite instalar un plato de ducha extraplano, o una ducha de obra en cualquier sitio aunque se encuentre el desagüe general lejos o más arriba. Con SANIFLOOR se puede realizar reformas de calidad y diseño en cualquier sitio. SANIFLOOR es un conjunto que se compone de una bomba y de un sifón que integra un sistema de detección. También se entrega con el tubo de desagüe, el cable de señal y los accesorios de conexión. Según su proyecto, podrá elegir entre 3 tipos de conjunto: SANIFLOOR + válvula para platos extraplanos: de diámetro estándar (ø 90 mm), se adapta tanto a platos cerámicos como acrílicos SANIFLOOR + sumidero para suelo de obra SANIFLOOR + sumidero para suelo vinílico SANIFLOOR es una bomba diseñada para evacuar las aguas residuales de la ducha hasta 3 metros de altura o 30 metros de distancia en horizontal. Su principio de funcionamiento es el siguiente: cada desagüe/ sumidero disponible con la bomba SANIFLOOR está equipado con un sensor de nivel. Cuando el agua de la ducha entra el desagüe, activa el sensor por presión lo que pone la bomba en marcha. Cuando se cierre el agua de la ducha, la presión en el sensor disminuye y para la bomba. El mensaje de puesta en marcha pasa por un cable pre-montado entre el sifón y la bomba. PVP sin IVA: 690 € Su potente y silencioso motor le permite evacuar también las duchas de gran caudal, ya que, a 1 metro de altura, sigue evacuando unos 30 litros/min.

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de SFA Sanitrit España
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.