Lámpara de pie AJ ROYAL
contemporáneade acero inoxidablede lino

lámpara de pie
lámpara de pie
lámpara de pie
lámpara de pie
lámpara de pie
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador

Características

Tipo
de pie
Estilo
contemporánea
Material
de acero inoxidable, de lino
Otras características
LED, de incandescencia, fluorescente compacta
Zona de uso
de interior
Colores
blanca
Diseñador
de Arne Jacobsen

Descripción

La serie Americana se construye en torno a un brazo articulado de níquel satinado que soporta una pantalla de elegante lino blanco. El brazo la acerca o la aleja suavemente, sin mover la amplia base metálica, en una evocación al armónico movimiento del swing. Un sobrio homenaje a la armonía del swing La serie Americana fue concebida por Miguel Milá a mediados de los 1960s en homenaje a las lámparas de George Hansen, de 1950, que se basaban en el swing de un brazo articulado en su mitad por una rótula que dividía el eje horizontal en dos, permitiendo así su rotación, extensión o contracción por su centro. Animado por mejorar la ya estupenda geometría de Hansen, la serie Americana de Milá se construye también en torno a su brazo articulado, pero esta vez de segmento único en ángulo recto. Con ello, la cabeza del fuste pasa a ser la rótula que permite el giro horizontal de la pantalla, causando así mucho menor efecto de palanca, y, aunque el brazo no pue­de contraerse o extenderse sobre sí mismo, sí que puede acercarse o alejarse sin mover su amplia base metálica, todavía evocando el movimiento del swing. Con todo el beneficio de una articulación inteligente y la altura óptima para la lectura en tu butaca favorita, la lámpara Americana de pie se complementa con las versiones de sobremesa y aplique. Todos ellos compuestos por pantalla de lino blanco y estructura metálica en níquel satinado con brazo rotatorio.

Catálogos

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.