Racor de metal GEOFLEX

racor de metal
racor de metal
racor de metal
racor de metal
racor de metal
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador

Características

Material
de metal

Descripción

Un accesorio de hierro dúctil que puede soportar eventos geotécnicos imprevistos GEOFLEX es un accesorio deslizante, flexible y extensible de hierro fundido dúctil, disponible en diámetros de 100 a 1800 mm. Ha sido desarrollado para la protección de tuberías contra eventos de origen sísmico o geotécnico, como movimientos de tierra, deslizamientos, hundimientos, terremotos, tsunamis, maremotos, etc. Estos fenómenos naturales pueden afectar a infraestructuras clave como: centrales eléctricas, reactores nucleares, presas, embalses y torres de agua, autopistas, túneles, ferrocarriles de alta velocidad y compuertas, por lo que sus tuberías requieren una protección única. El racor GEOFLEX es el resultado de un diseño innovador y único que consiste en un collarín de deslizamiento y dos rótulas bridadas articuladas, ensambladas sin pernos. La gama ofrece una excelente resistencia mecánica y una alta resistencia al desplazamiento. GEOFLEX ha sido sometido a toda una batería de pruebas para verificar su comportamiento de alto rendimiento frente a las exigencias geotécnicas muy severas, y cumple con la norma ISO 16134 de "Diseño sismorresistente y antideslizante de tuberías de hierro dúctil". Beneficios Deflexión y desviación angular: cada una de las rótulas ofrece una amplia desviación angular de entre 38° y 40°. Gracias a las diferentes longitudes de cuello, GEOFLEX resiste a los hundimientos del suelo hasta 600 mm. Se pueden obtener mayores alcances al juntar dos accesorios uno después del otro. Capacidad de expansión/contracción: el deslizamiento del collar, en contracción o expansión, entre cada rótula embridada permite obtener un desplazamiento sustancial.

---

Catálogos

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.