cad

Falso techo de lana de roca CLEANSPACE™ PRO
en losaspara sala blancapara cuarto de baño

falso techo de lana de roca
falso techo de lana de roca
falso techo de lana de roca
falso techo de lana de roca
falso techo de lana de roca
falso techo de lana de roca
falso techo de lana de roca
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Material
de lana de roca
Formato
en losas
Habitación/uso previsto
para sala blanca, para cuarto de baño
Zona de uso
de interior
Características técnicas
acústico
Características estéticas
decorativo
Características ecológicas
100 % reciclable
Opciones
con perfilería oculta
Anchura

600 mm
(24 in)

Longitud

600 mm, 1.200 mm
(24 in, 47 in)

Grosor

20 mm, 40 mm
(0,787 in, 1,575 in)

Descripción

Gama completa de formatos que se pueden instalar con perfilería semivista y vista Alta absorción acústica (Clase A) y máxima seguridad contra incendios (Clase A1) Baja emisión de partículas: ISO Clase 4 Rockfon CleanSpace Pro cuenta con la verificación HACCP, lo que garantiza una aplicación segura en la industria de alimentos y bebidas Rockfon CleanSpace Pro tiene una superficie antiestática que repele el polvo y mejora el tiempo de vida útil del producto Panel de lana de roca Cara visible: velo hidrófugo de color blanco (acabado piel de naranja) Cara posterior: contravelo Cantos sellados Color: - Blanco El grupo de colores: - Blancos Reflexión de la luz: - 85 Reacción al fuego - A1 - La lana de roca es un material incombustible, cuyo punto de fusión sobrepasa los 1000 °C. Los productos Rockfon se componen básicamente de lana de roca. La reacción al fuego se calcula según la norma europea EN 13501-2. Reflexión y difusión de la luz - 85% - La reflexión de la luz se expresa en porcentajes y se mide según la norma ISO 7724-2. La difusión de la luz es la propiedad de dispersión de la luz en todas las direcciones.

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de ROCKFON

Otros productos de ROCKFON

Techos Modulares

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.