Baldosa de interior MG01 MAGNETIC FLOOR
de paredpara suelode metal

baldosa de interior
baldosa de interior
baldosa de interior
baldosa de interior
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador

Características

Zona de uso
de interior
Instalación
de pared, para suelos
Material
de metal
Forma y dimensiones
rectangulares, cuadradas, hexagonales, triangulares, de gran formato
Motivos
de color liso, con motivos de la naturaleza, con motivos urbanos, personalizables
Acabado
con relieve, pulidas, mates, brillantes, lisas, satinadas, cepilladas, reflectantes, doradas, abujardadas, metalizadas, enceradas, texturadas, acabado natural
Aspecto
aspecto metalizado
Colores
plateadas, doradas, cobre
Otras características
finas, antideslizantes, flotantes, de alta resistencia, autoportantes, italianas, de alta eficacia, antibacterias, para el sector servicios, 100 % reciclables, pigmentadas en toda la masa, con clip, laminadas, a medida, de baja emisión de COV, para el sector servicios, para espacios públicos
Grosor

Máx.: 7 mm (0,3 in)

Mín.: 1,5 mm (0,1 in)

Descripción

Todos los sistemas de pisos Planium tienen un diseño innovador, funcional y renovable. El MG01 Magnetic Floor es un sistema de instalación eficaz y rápido. La atracción del sustrato magnetizado permite un soporte estático de la baldosa. Acabados de metal exclusivos, naturales o con texturas rafinadas, exaltan los entornos metropolitanos. Especialistas y conocidos de metal, hemos sido entre los primeros en ofrecer acabados de acero inoxidable para la arquitectura. El metal siempre ha sido la solución ideal para aquellos que buscan elegancia combinada con durabilidad. Si necesita una superficie que sea segura, el acero Calamina le pertenece a su gusto: tonos que van del azul al gris, del color aceite al negro. Las ricas llamas doradas caracterizan cada placa, que es única, inédita e irrepetible. Si desea una atmósfera cálida y envolvente, considere el bronce, con un color precioso, o el cobre, la nota roja.

VÍDEO

Catálogos

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.