Altavoz inalámbrico SC-AKX200E
con puerto USBBluetoothresidencial

altavoz inalámbrico
altavoz inalámbrico
altavoz inalámbrico
altavoz inalámbrico
altavoz inalámbrico
altavoz inalámbrico
altavoz inalámbrico
altavoz inalámbrico
altavoz inalámbrico
altavoz inalámbrico
altavoz inalámbrico
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Características técnicas
inalámbrico, con puerto USB, Bluetooth
Sector
residencial
Utilización interior / exterior
de interior
Forma
rectangular
Color
negro

Descripción

Sonido potente y claro D Bass Beat proporciona potentes sonidos de fiesta, y DJ Jukebox te permite solicitar canciones con la aplicación MAX Juke. La compatibilidad con Bluetooth también te ofrece más música con un sonido potente y claro para fiestas en casa más emocionantes Woofer grande de 16 cm El Woofer de 16 cm. de gran tamaño con corrugación de prensa dura produce poderosos bajos para el baile y otros tipos de música. También se ha añadido la ondulación para suprimir la distorsión para una mayor claridad. Ecualizador local preestablecido Gracias a la amplia versatilidad del ecualizador de preselección local, puedes disfrutar al máximo de diferentes géneros musicales, como el rock, el pop y otros. El modo de fútbol también hace que sea más divertido ver la televisión. Puedes seleccionar el sonido para que coincida con lo que sea que estés disfrutando. Panasonic MAX Juke App La Panasonic MAX Juke App te permite manejar las operaciones básicas. También puedes solicitar canciones en una lista de reproducción compartida con varios amigos. DJ Jukebox El DJ Jukebox reproduce canciones de un dispositivo USB con modo Mix Play. También puedes manejar listas y solicitudes de reproducción a través de la Panasonic MAX Juke App. Disfruta de tu colección de música Disfruta de tu música con el mejor sonido Especificaciones Gran woofer de 16 cm Solicitar canciones usando MAX Juke App

---

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de PANASONIC Home Appliances
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.