Cajón calefactor para uso residencial ESW 7120

cajón calefactor para uso residencial
cajón calefactor para uso residencial
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo de mercado
para uso residencial
Longitud

595 mm (23 in)

Anchura

570 mm (22 in)

Altura

230 mm (9 in)

Descripción

Calientaplatos Gourmet sin tirador de 29 cm de alto Precalentar vajilla, mantener alimentos calientes y cocción a baja temperatura. Magníficas creaciones culinarias: cocción a baja temperatura Siempre a la temperatura adecuada: cuatro funciones Cómodo y fácil: manejo Touch La forma más fácil de abrir el cajón: Push2open Seguridad garantizada: función Timer con desconexión automática Cuatro funciones Uso universal Libertad de elección según las necesidades: con nuestro calientaplatos Gourmet podrás elegir entre cuatro funciones. Precalienta tus tazas para disfrutar de un café perfecto. Por la tarde podrás sacar provecho de los platos precalentados. Simplemente puedes mantener calientes tus platos una vez cocinados para que no se enfríen. La función Cocción a baja temperatura es especialmente adecuada para carnes cocinadas tiernas y jugosas. Manejo SensorTouch Intuitivo Control sin esfuerzo: los calientaplatos Gourmet de Miele se manejan de forma totalmente sencilla e intuitiva a través del panel SensorTouch que se encuentra debajo del cristal. Accede a todas las funciones directamente. Y no solo eso: el panel táctil se limpia con facilidad y tiene un mantenimiento muy sencillo. Push2Open Basta con un toque ¿Tienes las manos ocupadas? No hay problema: pulsa suavemente sobre el envasador y este se abrirá de inmediato gracias al práctico mecanismo Push2Open. La tensión del muelle se encarga de que se abra el envasador para que puedas cargarlo y manejarlo con facilidad. Su diseño sin tirador está en línea con el del resto de electrodomésticos empotrables de Miele..

Catálogos

GENERATION 7000
GENERATION 7000
325 Páginas
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.