Puerta de interior FILO 10
de maderade metalde material laminado

puerta de interior
puerta de interior
puerta de interior
puerta de interior
puerta de interior
puerta de interior
puerta de interior
puerta de interior
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo
de interior
Material
de madera, de metal, de material laminado, de cuero, de tejido
Apertura
abatible
Estilo
contemporánea
Acristalamiento
ciega
Configuración
de 1 batiente, de 2 batientes
Nivel de seguridad
con cerradura reforzada, cierre automático
Características técnicas
hidrófuga
Colores
color personalizado, gris, marrón, beis, azul, roja, verde, violeta, rosa, naranja
Otras características
a ras, suelo-techo, doble, lacada
Anchura

Máx.: 1.200 mm
(47,24 in)

Mín.: 700 mm
(27,56 in)

Altura

Máx.: 3.500 mm
(137,8 in)

Mín.: 1.900 mm
(74,8 in)

Descripción

La Puerta Batiente FILO 10 de Linvisibile es una puerta exclusiva, que gracias al espesor del panel de 102 mm, permite que esté perfectamente a ras con la pared en ambos lados del panel. El producto se distingue por un perímetro de desbordamiento de sólo 3 mm entre el panel y la pared. Como todos los productos Linvisibile se caracteriza por el uso de bisagras ocultas y la ausencia de marcos tapajuntas, creando continuidad absoluta entre la pared y la puerta. Se puede revestir con casi cualquier tipo de material (metal, piedra, cuero) para crear atmósferas especiales, de manera elegante. Se ofrece también en versión lacada (brillante o mate) y en madera. El lacado es uno de los acabados para paneles más elegantes. Superficies preciosas, brillantes y opacas, en todos los colores posibles para dar a los espacios un tono de elegancia exclusiva. Los lacados de Linvisibile se refieren exclusivamente al libro de muestras RAL Clásico K5. Los colores lacados cumplen con los requisitos de efecto opaco / brillante: acabado lacado opaco: 10 brillo; acabado lacado brillante: brillo “100”.
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.