1. Mobiliario > 
  2. Sillón > 
  3. Sillón contemporáneo > 
  4. I 4 Mariani

Sillón de cuero BEVERLYcontemporáneode tejidocon reposapiés

sillón de cuero
sillón de cuero
sillón de cuero
sillón de cuero
sillón de cuero
sillón de cuero
sillón de cuero
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
precio indicativo

Características

Estilo
contemporáneo
Material
de tejido, de cuero
Opciones
con reposapiés
Colores
negro, blanco

Descripción

Las barras de cuero - con su forma vacía - de la estructura, se convierten en un solo cuerpo subrayando perfectamente todas las curvas. La pureza y la precisión de la forma son expresados con los diferentes acabados: completamente en cuero o completamente lacados con un asiento duro, en poliuretano blanco formado en frío o cubierto por tela o piel con un asiento más blando. El diseño se une al ligero movimiento ondeado de la elasticidad de los materiales utilizados: esto hace de Beverly una butaca realmente versátil. La silla de comedor es la evolución natural del sillón, y mantiene todas las características técnicas esenciales y peculiaridades. Características técnicas: El sillón en cuero o lacado tiene una estructura en poliuretano rígido Baydur CSP. En la versión de cuero también hay una hoja delgada de espuma de poliuretano resistente, libre de CFC (de 70 kg/m3 de densidad), que proporciona suavidad en el asiento. El lacado se realiza con una innovadora pintura antiarañazos "con efecto de goma", aterciopelada al tacto y disponible sólo en color blanco. El sillón en poliuretano formado en frío o cubierto con tela o piel, tiene un bastidor de acero interno incorporado de poliuretano en frío (disponible sólo en color blanco) o en poliuretano flexible y después cubierto con tela o piel. La base y los brazos son de acero cromado o barnizado con pintura epoxi. Sobre los brazos están pegados soportes de acero cubiertos con cuero.

Catálogos

HOME 2018 Vol 1
HOME 2018 Vol 1
182 Páginas
HOME 2018 Vol 2
HOME 2018 Vol 2
118 Páginas
CONTRACT
CONTRACT
161 Páginas
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.