Falso techo de madera
de melaminatipo panelen láminas

falso techo de madera
falso techo de madera
falso techo de madera
falso techo de madera
falso techo de madera
falso techo de madera
falso techo de madera
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Material
de madera, de melamina
Formato
tipo panel, en láminas
Características técnicas
acústico, decorativo

Descripción

Fabricamos techos de madera a medida de cualquier dimensión, en una gran variedad de acabados: chapas de madera natural, melaminas, lacas…, techos de madera de dimensiones especiales y con los más diversos sistemas de cogida según la necesidad de registrar o no dicha superficie, techos de diseño especial. Nuestros carpinteros y técnicos especialistas en madera estudian cada caso concreto ofreciendo soluciones y detalles según las necesidades de cada obra. Hemos realizado techos de madera para teatros, auditorios, ayuntamientos y gran cantidad de edificios públicos así como viviendas particulares en las que el techo se convierte en protagonista de un espacio. Revestimiento de techo con lamas de roble Revestimiento de techo realizado con lamas de bambú Techo fabricado a medida con tableros contrachapados en madera natural de sucupira Techo y celosía con escuadrías en 'L' de pino teñida en mongoy Techo realizado con tableros aligerados de madera de roble, perfilería de acero lacado Revestimiento techo con paneles acústicos ranurados terminados en roble Techo registrable con tableros de bambu de dimensiones especiales Techo a medida realizado con tableros acabados en madera natural de sucupira Revestimiento de techo con madera de haya en 3 lamas Techo realizado con tableros de M.D.F. acabados en cerezo Techo de listones de madera acabado en laca blanca Techo acústico de bambú con listones de canto Techo realizado con lamas flexibles contrachapadas de bambú Techo acústico perforado de bambú realizado en taller Techo realizado con lamas de ipé de exterior Techo acústico realizado con lamas de bambú colocadas de canto

Catálogos

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.