Claraboya para azoteas FIRE RATED
de iluminacióncon marcode vidrio

claraboya para azoteas
claraboya para azoteas
claraboya para azoteas
claraboya para azoteas
claraboya para azoteas
claraboya para azoteas
claraboya para azoteas
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Aplicaciones
para azoteas
Especificaciones
de iluminación
Características del marco
con marco
Material
de vidrio

Descripción

Ventana plana para cubierta. Fija. 30 minutos probados de resistencia y aislamiento térmico en caso de incendio. Ventana para cubierta resistente al fuego. 30 MINUTOS En los productos seguros, estética y función pueden estar reñidos, aunque no queramos aceptarlo. Diseñamos nuestra Flushglaze rooflight teniendo en cuenta su apariencia estética, y creemos que las líneas de este producto estándar deben reflejarse en todos los productos de su gama. TESTADA Nuestra ‘Fire Rated’ Flushglaze ha sido rigurosamente testada por Building Research Establishment (BRE test report number 239658), y aprobada por International Fire Consultants (IFCA/08008), certificando sus 30 minutos de resistencia al fuego y aislamiento térmico. Esto significa que durante 30 minutos el cristal permanecerá estructuralmente sólido en su marco, y limitará cualquier aumento de temperatura en el lado donde no haya fuego. Garantizado. SUGERENCIAS Un diseño innovador suele ser el resultado de una arquitectura inspiradora. Lo que nos inspira es ser capaces de entender cómo instalar claraboyas de vidrio puede afectar drásticamente a la dinámica del espacio. Nuestros lucernarios presentan una tecnología sorprendente e ideas de diseño elegantes, pero a la larga, todos sabemos que lo que realmente importa es cómo estos productos mejoran el espacio.

VÍDEO

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de Glazing Vision
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.