Panel de vidrio laminado VISION-LITE
transparentepara interiorespara exteriores

panel de vidrio laminado
panel de vidrio laminado
panel de vidrio laminado
panel de vidrio laminado
panel de vidrio laminado
panel de vidrio laminado
panel de vidrio laminado
panel de vidrio laminado
panel de vidrio laminado
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo
laminado
Aspecto
transparente
Aplicaciones
para interiores, para exteriores
Otras características
recubierto, antirreflejo

Descripción

Nuestra gama de vidrio anti-reflectante reduce visiblemente la luz ofreciendo un alto nivel de transparencia y un bajo nivel residual reflectante. Para sacar el máximo partido al efecto anti-reflectante, el vidrio deberá llevar capa en ambas caras, proporcionando una clara vista desde los dos lados, tanto por dentro como por fuera. Esto hace que la gama de vidrio anti-reflectante sea la mejor opción para museos, terrazas, restaurantes con vistas, estudios de televisión y radio, zoos y acuarios. GLASSOLUTIONS VISION-LITE® es un vidrio recubierto anti-reflectante que reduce significativamente el reflejo de la luz en la superficie del vidrio. Para conseguir el efecto anti-reflectante, el vidrio debe ser recubierto por ambas caras. GLASSOLUTIONS VISION-LITE® es un vidrio recubierto, aplicado con una capa transparente de óxido metálico, y se trata en ambos lados con el fin de obtener el efecto anti-reflectante. Nuestro vidrio anti-reflectante es ideal tanto para aplicaciones externas como internas. Su excepcional transparencia le permite tener una visión perfecta a través del vidrio, y gracias a las diferentes opciones de procesamiento, es capaz de adaptarse a varias aplicaciones. El vidrio laminado anti-reflectante de seguridad es ideal para las fachadas de tiendas. El vidrio de aislamiento acústico anti-reflectante se puede aplicar en las particiones, y el vidrio térmico anti-reflectante puede ser perfecto para restaurantes y terrazas en estadios .

Catálogos

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.