Interruptor pulsador ESPRIT
empotrablede metalcontemporáneo

interruptor pulsador
interruptor pulsador
interruptor pulsador
interruptor pulsador
interruptor pulsador
interruptor pulsador
interruptor pulsador
interruptor pulsador
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo
pulsador
Tipo de instalación
empotrable
Material
de metal
Estilo
contemporáneo
Forma
cuadrado
Colores disponibles
negro

Descripción

Formas claras, elegancia atemporal Las formas claras de Gira Esprit destacan especialmente en las tres variantes de metal. Los marcos de aluminio son de una elegancia atemporal: la superficie anodizada y pulida con acabado mate destaca por un brillo discreto que acentúa la calidad estética. Las variantes de color aluminio, negro y marrón son ideales para espacios con una decoración neutra. Gira Esprit en aluminio dorado claro se integra perfectamente en ambientes de lujo clásico. El marco cromado, sobrio, discreto y muy brillante, combina a la perfección con sofás, sillones o sillas con estructura cromada. Por su parte, el acero inoxidable es el clásico por excelencia de la construcción moderna. En la variante cepillada destaca llamativamente la calidad del material utilizado. Gira Esprit Metal se complementa ahora con el color bronce. Esta refinada superficie confiere calidez ambiental, realzando el diseño en interiores distinguidos y aportando un estiloso toque de modernidad. Acero noble Por primera vez se emplea en marcos Gira Esprit el clásico por antonomasia de la construcción moderna: Acero noble. En la variante cepillada se resalta especialmente bien la calidad del material utilizado. Desarrollado hace algo más de 100 años, el acero inoxidable ha conseguido imponerse en muchos sectores. Sus propiedades funcionales también han contribuido a su gran expansión, como la estética metalizado clara. Se utiliza tanto para el revestimiento de fachadas de edificios vanguardistas como para cocinas o electrodomésticos de alta calidad, así como para sofisticados interruptores.
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.