Sillón contemporáneo DNA Normando
de tejidode aluminiocon cojín amovible

sillón contemporáneo
sillón contemporáneo
sillón contemporáneo
sillón contemporáneo
sillón contemporáneo
sillón contemporáneo
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Estilo
contemporáneo
Material del asiento
de tejido
Material de la estructura
de aluminio
Opciones
con cojín amovible, con revestimiento removible, con respaldo alto, tapizado
Colores
gris, blanco, verde
Mercado
contract
Tipo de entorno
de exterior
Reposabrazos
con reposabrazos
Acabado
termolacado
Motivos
de color liso
Altura total

107 cm (42,1 in)

Ancho total

105 cm (41,3 in)

Profundidad total

88 cm (34,6 in)

Altura del asiento

45 cm (17,7 in)

Descripción

DNA es la colección de mobiliario de exterior diseño de José A. Gandía-Blasco Canales, elaborada íntegramente en aluminio, el ADN de GANDIABLASCO. El sillón Normando DNA es un sillón de diseño inspirado en las contraventanas mediterráneas y las obras de algunos arquitectos orientales. El elogio de la sombra en la estética de la arquitectura nipona tradicional y contemporánea. Es una de las piezas con más personalidad de la colección. El sillón de exterior DNA está construido con un sistema de perfilería de aluminio anodizado o termolacado en blanco, antracita, arena, bronce, wine red, negro… Sobre la estructura de aluminio con lamas descansan las colchonetas y cojines rellenos de gomaespuma de poliuretano recubierta con tejido hidrófugo. El sillón Normando DNA completa la colección, funciona por sí solo en cualquier tipo de espacio exterior o bien combinado con el resto de las piezas, para crear un espacio DNA en pequeñas terrazas o en amplias instalaciones Contract. El sillón Normando DNA es un diseño original de José A. Gandía-Blasco Canales para GANDIABLASCO.

Catálogos

Booth
Booth
2 Páginas
SOLANAS
SOLANAS
1 Páginas
SOLANAS
SOLANAS
1 Páginas
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.