video corpo

Altavoz de techo IC8 ULTRA SLIM
residencialde interiorredondo

altavoz de techo
altavoz de techo
altavoz de techo
altavoz de techo
altavoz de techo
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo
de techo
Sector
residencial
Utilización interior / exterior
de interior
Forma
redondo
Color
blanco

Descripción

El altavoz Elipson IC8 Ultra Slim forma parte de la gama Architect IN, una colección de componentes de sistema de audio visualmente discretos. Este altavoz ultraplano de 3 vías es la solución ideal para espacios de instalación poco profundos. El modelo es compatible con la mayoría de los amplificadores de alta fidelidad y receptores de cine en casa del mercado actual. Estos altavoces son compatibles con Dolby Atmos y DTS:X, añadiendo una dimensión vertical a su instalación de cine en casa Los altavoces de pared y de techo de la gama IN de Elipson han sido diseñados tanto para espacios públicos como privados. Son un testimonio del compromiso de Elipson de ofrecer una calidad de audio impresionante. El IC8 Ultra Slim puede ser utilizado en una variedad de escenarios: salas de conferencias, centros comerciales, anfiteatros, restaurantes, tiendas, hoteles, oficinas, escuelas, teatros privados, sistemas de alta fidelidad integrados.... El altavoz Elipson IC8 Ultra Slim es un modelo de 3 vías equipado con tres transductores de graves de 7,5 cm compuestos de fibra de celulosa, un transductor de 7,5 cm de bajo a medio y un tweeter de cúpula de seda de 20 mm. La rejilla magnética blanca del altavoz puede ser pintada para asegurar una perfecta integración con su decoración interior. El altavoz Ultra Slim IC8 tiene una sensibilidad de 88 dB y una potencia máxima de 70 W. Con una respuesta de frecuencia de 95 Hz a 20 kHz, este modelo es una solución de altavoces de sonido envolvente ideal para una instalación de cine en casa o sonido de fondo.

---

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de Elipson

Otros productos de Elipson

Speakers

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.