Estructura para suelo técnico de metal S18
de alta resistenciade interiorajustable

estructura para suelo técnico de metal
estructura para suelo técnico de metal
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Material
de metal
Características técnicas
de alta resistencia
Zona de uso
de interior
Otras características
ajustable, anticorrosiva, anticorrosión

Descripción

Características principales Suelo elevado compuesto por losetas de 600x600mm practicable en toda su superficie. Se instala directamente sobre la solera alisada que puede prepararse aplicando una capa de pintura antipolvo. Los pedestales son regulables en altura para absorber las irregularidades del forjado. Los pedestales se encolan a la solera mediante cola de base poliuretano. Los acabados del suelo técnico pueden ser: HPL (laminado), PVC, linóleoum, cerámica, piedra natural, madera natural, moqueta, etc El núcleo de las placas puede ser en aglomerado de alta densidad o en sulfato de calcio El acabado inferior de las placas puede ser en lámina de aluminio, bandeja de chapa galvanizada o papel kraft. Los pedestales pueden unirse entre si mediante travesaños, formando una cuadrícula de soporte de 600×600. Las instalaciones eléctricas, voz y datos pueden instalarse bajo el suelo para acceder a ellas cuando sea necesario. Los cantos de las placas están rectificados con una inclinación a 4 grados y protegidos mediante canto de ABS de 0.45mm Los pedestales y travesaños incorporan una almohadilla de ABS para recibir las placas y amortiguar las vibraciones del tránsito sobre el pavimento. El suelo técnico es un elemento indispensable para los centros de trabajo. Nos permitirá realizar todas las instalaciones de voz y datos por debajo del pavimento registrable y podremos acceder a ellas en cualquier momento para hacer ampliaciones o modificaciones.

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de DINOR
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.