Tela para protección solar SPARK FR
de color lisode poliésterimpermeable

tela para protección solar
tela para protección solar
tela para protección solar
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo
para protección solar
Motivos
de color liso
Material
de poliéster
Características específicas
impermeable, ignífugo, retardante de llama, de exterior
Mercado
para hotel, para edificio público, para restaurante, para el sector servicios

Descripción

Dickson presenta una lona para toldo ignífuga pensada para establecimientos abiertos al público. Spark FR es la lona para toldo Dickson® diseñada para los profesionales que ostenta las certificaciones exigidas por las principales normativas de protección contra incendios en vigor en todo el mundo. Spark FR vestirá elegantemente restaurantes, cafés y hoteles, garantizando al mismo tiempo total seguridad y una protección óptima frente a los rayos UV y sin perder las reconocidas propiedades de las lonas Dickson®. El tratamiento especial que incorpora le confiere una excelente solidez y durabilidad de colorido y un mantenimiento sencillo. Las terrazas presentan un gran número de peligros que es necesario prever para evitar cualquier tipo de incendio: zona de fumadores, velas, estufas de exterior... La lona ignífuga SPARK FR cuenta con una certificación contra incendios conforme a las principales normativas vigentes en el mundo. Además de sus prestaciones técnicas, SPARK FR exhibe innegables cualidades estéticas. Con una gama compuesta por 9 colores lisos de plena tendencia, SPARK FR se adapta perfectamente a la identidad visual de las enseñas actuales. Características de los productos Composición: 100 % poliéster ignífugo teñido en masa Acabado: Tratamiento especial antincrustante e impermeabilizante Peso: 335 g/M² Schmerber: 350 mm Garantía: 5 años Certificaciones y pruebas: Bs1d0, M1, B1, C1 Estas certificaciones garantizan que la seguridad de un establecimiento abierto al público es óptima.

Catálogos

SPARK FR
SPARK FR
5 Páginas
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.