Membrana impermeabilizante para drenaje BENTOTELO
para cimentaciónpara muro enterradopara estructura de hormigón

membrana impermeabilizante para drenaje
membrana impermeabilizante para drenaje
membrana impermeabilizante para drenaje
membrana impermeabilizante para drenaje
membrana impermeabilizante para drenaje
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo
para drenaje
Aplicaciones
para cimentación, para muro enterrado, para estructura de hormigón
Formato
en rollo
Características técnicas
autoadhesiva, con sistema de autofijación
Composición
de polipropileno, de bentonita
Otras características
subterráneo

Descripción

Telo impermeabilizante de bentonita auto-enganchante y auto-sellante, para realizar barreras geocompuestas para la impermeabilización ante-hormigonado de los cimientos y de los sótanos y para las aplicaciones por abajo del nivel freático. Telo geosintético de bentonita auto-expandente, caracterizado por una elevada capacidad de hinchamiento, idóneo para la impermeabilización ante-hormigonado de las estructuras de cimentación o bajo tierra, tales como cimientos, sótanos, garajes, pozos de ascensores, empalizadas, losas de cimentación, aparcamientos a nivel inferior, vertederos. Apto también para la construcción de lagos artificiales o embalses. El geocompuesto se compone de un TNT auto-enganchante saturado de bentonita y perfectamente cosidas a la lámina de base de polipropileno, así atrapando definitivamente la bentonita en las microcélulas y evitando cualquiera posibilidad de deslizamiento o la acumulación debida a los cortes, desgarros, aplicaciones verticales o simple manipulación. Ventajas Autosujetante y autosellante Se adapta perfectamente a la forma de la estructura Alta resistencia a los desgarros Fácilmente reparable en caso de abrasiones accidentales durante la aplicación Fácil colocación Rápida instalación Excelente durabilidad No es tóxico, libre de solventes

VÍDEO

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.