Grada desmontable TM85|40
de polipropilenode copolímerode acero

grada desmontable
grada desmontable
grada desmontable
grada desmontable
grada desmontable
grada desmontable
grada desmontable
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo
desmontables
Material
de polipropileno, de copolímero, de acero
Otras características
rectas

Descripción

Tribuna metálica fija (desmontable), recomendada para instalaciones definitivas, al aire libre o en interior. Alternativa a un graderío de hormigón, se instala sin necesidad de obra y puede suministrarse cerrada tanto en contrahuellas como en laterales, aportando completa seguridad, sin huecos. Permite instalar cualquier modelo de asiento monobloque, incluso combinando varios modelos en la misma tribuna para destacar zonas VIP. Cumple con la normativa española y europea. Estructura metálica (marcos, cerchas, crucetas, barandas) realizada en perfil de acero laminado en frio S275, que posteriormente, se galvaniza en caliente, con opción de cataforesis + pintado en poliéster con polimerización en horno. Tarimas de pasillo y peldaños: Tablero de 12 mm de espesor. Contrachapado 100% abedul y con film fenólico antideslizante, material resistente a la intemperie. Color acabado negro o marrón oscuro. Todas las tribunas llevan barandas de seguridad traseras y laterales. Los módulos de escalera tienen un escalón adicional para facilitar el acceso a la grada. Importante: el suelo debe presentar las mínimas variaciones de nivel (máx. 2%), para que los módulos se puedan ensamblar entre sí. COMPOSICIÓN MODULAR • Módulos de asientos: con 5 plazas por fila. • Módulos de asientos + escalera: escalera 1,50 metros, con 2 asientos por fila + 3 asientos al final de la escalera. CONSTRUCCIÓN EN FILAS • Disponible en 2, 3 y 4 filas. Tipo de asiento: a elegir entre cualquier asiento monobloque del catálogo. Se pueden combinar distintos modelos de asientos en la misma tribuna. Fabricados en polipropileno copolímero transformado mediante moldeo por inyección.

Catálogos

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.