Aislante térmico CERTAPRO™
termoacústicode absorción acústicade fibra de vidrio

aislante térmico
aislante térmico
aislante térmico
aislante térmico
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo
térmico, termoacústico, de absorción acústica
Material
de fibra de vidrio
Presentación
tipo panel
Espacio de aplicación
para exterior
Uso previsto
para pared, para interior, para techo
Características técnicas
incombustible
Opciones
ligero, sostenible

Descripción

Bloques aislantes de fibra de vidrio de baja densidad, sin revestimiento, para su uso en la construcción de pernos de acero. Los bloques están diseñados para meterse a presión. Los bloques de fibra sin recubrimiento o con recubrimiento kraft para techos están diseñados para colocarse directamente sobre sistemas de techos falsos. Los bloques con recubrimiento vienen sin lengüeta. Al instalarse deben quedar empalmados. Para mejorar el rendimiento acústico y térmico de paredes exteriores e interiores. Para mejorar el rendimiento acústico de sistemas de techos falsos y evitar que el sonido se pierda. Los bloques sin recubrimiento tienen clasificación de no combustibles según ASTM E136. Los bloques con recubrimiento kraft son adecuados para aplicaciones que no quedan expuestas. Versátil: Mejora el rendimiento acústico y térmico de paredes interiores y exteriores y de sistemas de techos falsos. No se pudre ni se llena de moho y es resistente al crecimiento de hongos. Liviano, se fabrica y se instala con facilidad. Los bloques de fibra CertaPro AcoustaTherm están diseñados para llenar toda la cavidad entre las vigas y para que se mantengan en su lugar por su instalación a presión. En las aplicaciones en las cuales no se aplique acabado a ambos lados de la pared o en las que el aislamiento no rellene la cavidad, se debe proporcionar soporte adicional al aislamiento, como por ejemplo, con alambre o con pasadores de aislamiento.

VÍDEO

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de Certain Teed
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.