Baldosa de interior BRIK : BACK ANTHRACITE
de exteriorde paredde gres porcelánico

baldosa de interior
baldosa de interior
baldosa de interior
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador

Características

Zona de uso
de interior, de exterior
Instalación
de pared
Material
de gres porcelánico
Acabado
mates
Aspecto
aspecto ladrillo
Colores
antracita
Otras características
de estilo vintage

Descripción

Disponible en 6 colores de efecto marcadamente destonalizado, como Cotto Dark, Cotto Light, Brik Moov Moka, Brik Back Anthracite, Brik Back Grey y Brik Moov Ivory, todos con acabado Mate, esta nueva propuesta firmada por Ceramiche Keope garantiza a proyectistas y particulares la posibilidad de realizar ambientes interiores residenciales o comerciales caracterizados por un aspecto vintage (por los colores típicos de los materiales de recuperación) o contemporáneo (por los colores claros). Capaz de satisfacer diferentes exigencias estilísticas, Brik es ideal ya sea para quienes buscan un resultado más tradicional, optando por un estuco tono sobre tono en combinación con el color de las baldosas, o para quienes aman las soluciones más dinámicas y eligen colores contrastantes para las juntas. Fruto del constante y atento estudio proyectual llevado adelante desde siempre por la empresa, Brik es una propuesta única y de altas prestaciones técnicas: en efecto, el gres porcelánico es un material extremadamente resistente, inalterable y fácil de limpiar, cualidades preciosas sobre todo para los baños y las cocinas, ambientes del hogar a menudo en contacto con agua, vapores y humedad. La serie Brik lleva el logotipo GreenThinking, símbolo del compromiso concreto de Ceramiche Keope con la naturaleza, y la marca Made In Italy, garantía de valores firmes como estilo, diseño, innovación y calidad de producto, pero sobre todo respeto por el medio ambiente y por las personas.

Catálogos

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.