Revestimiento de fachada de paneles BIOS SELF-CLEANING®
de gres porcelánicoranuradoautolimpiante

revestimiento de fachada de paneles
revestimiento de fachada de paneles
revestimiento de fachada de paneles
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Formato
de paneles
Material
de gres porcelánico
Acabado
ranurado
Características técnicas
autolimpiante

Descripción

Una innovadora solución de revestimiento de fachadas que garantiza un alto rendimiento de autolimpieza y reducción de la contaminación para los revestimientos arquitectónicos. Bios Self-Cleaning® diseñado y desarrollado para el revestimiento de fachadas. El tratamiento especial basado en la tecnología Hydrotect® permite a Bios Self-Cleaning® activar una reacción en presencia de la luz solar. Esta reacción reduce los contaminantes del aire y descompone los depósitos de suciedad, que son arrastrados por el agua de lluvia, gracias a la superhidrofilicidad de la superficie cerámica. La tecnología HYDROTECT® ha sido licenciada a más de 100 fabricantes de todo el mundo en las más diversas áreas de aplicación, desde la fabricación de automóviles hasta la construcción. El propietario de la patente es el holding japonés TOTO, líder mundial en tecnología foto-catalítica, con el que Casalgrande Padana ha firmado un contrato marco. Con la tecnología HYDROTECT®, las cerámicas Bios Self-Cleaning® en revestimientos y paredes ventiladas aportan importantes respuestas gracias a sus propiedades autolimpiantes y de reducción de NOx (los NOx son óxidos y compuestos de nitrógeno, responsables en gran medida de la contaminación del aire urbano). En particular, Bios Self-Cleaning® puede combinar las conocidas características estéticas y las prestaciones de los revestimientos de cerámica de gres sin esmaltar con una reducción drástica de la necesidad de limpiar o mantener las superficies, lo que se traduce en un ahorro notable y en una calidad y un aspecto duraderos de los elementos arquitectónicos.

---

VÍDEO

Catálogos

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.