Lámpara suspendida UNTERLINDEN
de latónde aluminio fundidocontemporánea

lámpara suspendida
lámpara suspendida
lámpara suspendida
lámpara suspendida
lámpara suspendida
lámpara suspendida
lámpara suspendida
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo
suspendida
Material
de latón, de aluminio fundido
Estilo
contemporánea
Forma
redonda
Color
gris, marrón
Tipo de entorno
de interior
Tipo de iluminación
LED
Número de bombillas
simple, múltiple
Ámbito de utilización
para el sector servicios
Diseñador
de Jacques Herzog, de Pierre de Meuron
Altura

10 cm (4 in)

Descripción

La familia Unterlinden se ha ampliado con nuevas versiones basadas en su característica cabeza. El cuerpo de la lámpara, de aluminio fundido a presión o de latón, presenta un acabado diferente cada vez, dado por el proceso de oxidación natural del metal, que se detiene y fija mediante un acabado transparente. Una lente de precisión de alta eficiencia controla la luz LED, generando niveles de iluminancia profesionales. La araña libre Unterlinden consta de cinco elementos de suspensión que desembocan en un único punto central. Los cables de 2,5 metros de longitud pueden disponerse libremente para crear composiciones que sigan diferentes disposiciones. En la lámpara anular Unterlinden, la posición de los elementos suspendidos está determinada por un marco circular que los distribuye a lo largo del perímetro. El pequeño elemento original de bronce o aluminio de Unterlinden es la base de una versión de lámpara de pared, una versión de lámpara de mesa y dos racimos. En la versión de lámpara de pie, un volumen que soporta el delgado brazo está unido a la varilla principal. Al girar, el brazo permite dirigir la cabeza. El cable puede ajustarse para variar la altura del cuerpo luminoso gracias a un contrapeso. En el aplique, el brazo puede girar y la longitud del cable de suspensión es ajustable.

---

Catálogos

Artemide 2016
Artemide 2016
498 Páginas
Artemide
Artemide
457 Páginas

Otros productos de Artemide

Design

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.