Chapa ondulada GRANITE®HDX
arqueadaacanaladade acero

chapa ondulada
chapa ondulada
chapa ondulada
chapa ondulada
chapa ondulada
chapa ondulada
chapa ondulada
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo
ondulada, arqueada, acanalada
Material
de acero
Acabado
coloreada
Aplicaciones
para fachada, para pantalla solar, para techado

Descripción

Altos niveles de durabilidad y estabilidad del color en condiciones ambientales extremas Granite® HDX se fabrica para ser resistente, para que sus colores permanezcan inalterables y no deje de ser atractivo aún en los climas más fríos del norte o en los países más soleados del sur.  amplia duración de sus prestaciones, cubierta por una garantía de hasta 30 años.  atractiva paleta de colores y tonos metalizados con excepcional retención de color y brillo.  sustrato metálico robusto (de Z225 a Z275 o equivalente) que ofrece una elevada resistencia a la corrosión y protección de los bordes cortados.  acabado granulado que aporta gran dureza superficial y excelente robustez durante los procesos de manipulación y transformación. Aplicaciones Granite® HDX resulta ideal para cubiertas y cerramientos exteriores de fachada, siendo un producto perfectamente capaz de soportar las condiciones climáticas severas y frías del norte y las soleadas del sur, como por ejemplo: • Ambientes fríos y húmedos • Regiones costeras (incluso a tan sólo 300 m del mar) • Regiones soleadas con intensa radiación UV como África, Oriente Medio o el Caribe • Zonas industriales y contaminadas Granite HDX® es apto para la transformación en paneles sándwich, bandejas, chapas perfiladas, elementos de protección solar y lamas, laminillas u otros elementos de perfil estrecho.

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de ArcelorMittal Europe – Flat Products
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.