Cubierta para aparcamiento de acero para el sector servicioscon paneles fotovoltaicos integrados

cubierta para aparcamiento de acero
cubierta para aparcamiento de acero
cubierta para aparcamiento de acero
cubierta para aparcamiento de acero
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
precio indicativo

Características

Material
de acero
Tipo de mercado
para el sector servicios
Otras características
con paneles fotovoltaicos integrados

Descripción

Porche solar en acero o madera noble en versión simple o doble. En colaboración con nuestros socios tecnológicos y arquitectos, a2-solar desarrolla un moderno carport de diseño solar en versión simple o doble o bien como carport de aparcamiento de gran tamaño, que destaca por su elegancia y rendimiento. Nuestros clientes pueden elegir entre una construcción de madera noble y flotante o un diseño moderno y vanguardista de acero. a2-solar personaliza todos sus carports según sus deseos especiales o sus necesidades. Nuestras soluciones de carports solares no sólo proporcionan energía "verde" para la carga de coches eléctricos o híbridos, sino también para alimentar con electricidad suplementaria los circuitos de potencia o para cargar incluso flotas enteras de la empresa. Los módulos solares semitransparentes de células solares de alto rendimiento garantizan un rendimiento solar óptimo de la superficie disponible. De este modo, la potencia instalada del módulo contribuye significativamente a generar electricidad verde para el funcionamiento de un vehículo eléctrico o híbrido. Nuestra tecnología de instalación en tejas de nuestros módulos solares sin marco evita la acumulación de suciedad en la superficie, lo que puede causar una pérdida de rendimiento de hasta un 20% a largo plazo.

---

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de a2 solar
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.