Cancio

Quiénes somos

Él todo el comienzo en una calle central de Madrid, del donde el foco
esta historia es en Gregorio Cancio donde él comienza a trabajar como a
Ebanista hacia los últimos años 50.
Después de algunos años de trabajo duro, en los cuales él había ganado
reconocimiento del mercado, le conceden para el diseño de un mismo
mueble original en los inventores nacionales Pasillo de Bruselas
en 1958. Después de este premio Gregorio decide reinventarse
como un artista y promotor que se mueven desde Madrid a Villalba de los
Alcores, el pueblo él nació en donde él permanecería para siempre,
junto a su equipo de trabajadores.
Es aquí donde el carácter familiar de Cancio consolida su
principios que tienen la segunda generación que adquiere la ventaja
y gestión de la compañía sí mismo y adhiriéndose también,
principales tales como honradez y compromiso que Gregorio tenía
manejó inculcar mientras que daba forma a su proyecto personal.
Durante los años 70, la idea del negocio él había creado el trabajo
en cocina independiente los armarios y los aparadores estaban lentamente
disminuyendo, como la nueva idea de un pedazo integral entero de cocina
los muebles iban fuertes en el mercado actual.
Ése es cuando Cancio se tira para la modernización y su creatividad
y las ideas comienzan a reaparecer el diseño de un producto a estrenar
concepto con un gran futuro; Él diseña una combinación de tabla
y sillas que se venderán en conjunto y hechas de la madera, que combinado
el diseñar actual de cocinas en el día.
El 1 de octubre de 1973, la primera tabla y silla combinadas está listas
en venta bajo el nombre de “Giralda”, entonces se fuerzan a
reorganice y comience una producción de la línea de montaje pues no pueden
plazos de la reunión en su pequeño taller actual, como es la demanda
ya desbordando.
Una vez en pista, Cancio comienza a ampliarse, primero toda la España y
entonces a través de las fronteras que forzaron la construcción de un nuevo
montaje-planta, nuevo personal y como consecuencia el principio
de una compañía multinacional. 2016 era el vigésimo aniversario
del paso de Goyo pero de su determinación y valores creativos sea
todavía vivo en la sociedad de Cancio.

Nuestros valores

Él todo el comienzo en una calle central de Madrid, del donde el foco
esta historia es en Gregorio Cancio donde él comienza a trabajar como a
Ebanista hacia los últimos años 50.
Después de algunos años de trabajo duro, en los cuales él había ganado
reconocimiento del mercado, le conceden para el diseño de un mismo
mueble original en los inventores nacionales Pasillo de Bruselas
en 1958. Después de este premio Gregorio decide reinventarse
como un artista y promotor que se mueven desde Madrid a Villalba de los
Alcores, el pueblo él nació en donde él permanecería para siempre,
junto a su equipo de trabajadores.
Es aquí donde el carácter familiar de Cancio consolida su
principios que tienen la segunda generación que adquiere la ventaja
y gestión de la compañía sí mismo y adhiriéndose también,
principales tales como honradez y compromiso que Gregorio tenía
manejó inculcar mientras que daba forma a su proyecto personal.
Durante los años 70, la idea del negocio él había creado el trabajo
en cocina independiente los armarios y los aparadores estaban lentamente
disminuyendo, como la nueva idea de un pedazo integral entero de cocina
los muebles iban fuertes en el mercado actual.
Ése es cuando Cancio se tira para la modernización y su creatividad
y las ideas comienzan a reaparecer el diseño de un producto a estrenar
concepto con un gran futuro; Él diseña una combinación de tabla
y sillas que se venderán en conjunto y hechas de la madera, que combinado
el diseñar actual de cocinas en el día.
El 1 de octubre de 1973, la primera tabla y silla combinadas está listas
en venta bajo el nombre de “Giralda”, entonces se fuerzan a
reorganice y comience una producción de la línea de montaje pues no pueden
plazos de la reunión en su pequeño taller actual, como es la demanda
ya desbordando.
Una vez en pista, Cancio comienza a ampliarse, primero toda la España y
entonces a través de las fronteras que forzaron la construcción de un nuevo
montaje-planta, nuevo personal y como consecuencia el principio
de una compañía multinacional. 2016 era el vigésimo aniversario
del paso de Goyo pero de su determinación y valores creativos sea
todavía vivo en la sociedad de Cancio.